Adiós con el corazón, Colladito

Después de una reparadora noche, la cual necesitábamos,  hemos amanecido bajo un ligero manto blanco, nos hemos dirigido al desayuno que, de nuevo, no ha defraudado.

Hemos hecho las maletas, hemos recogido todo,  asegurándonos de no olvidarnos nada.
A continuación, viendo que la nieve no cesaba, nos hemos dividido  en pequeños grupos para preparar la gala de “Got talent”. Hemos desplegado todos nuestros encantos y habilidades y ya nos hemos despedido con una riquísima paella acompañada de una saludable ensalada.
Y ya entre lágrimas y ansiosos por volver al año que viene nos hemos despedido de los monitores a los que tanto cariño hemos cogido, y hemos puesto rumbo al cole.
¡Hasta pronto Colladito y muchas gracias!